Blogia
diariosanferminero

8 de julio: un día muy completo

niños saharauis en Pamplona





Hoy he tenido un día muy largo. Por la mañana he ido a una recepción del Ayuntamiento. La alcaldesa, Yolanda Barcina, ha recibido a unos niños saharauis que vienen a pasar el verano en Pamplona. Durante estos tres meses viven con familias navarras y, gracias a ello, muchos crean un vínculo que dura varios años. Ha sido una ceremonia bonita, pero menudo calor he pasado. Aquí no deben conocer el concepto de aire acondicionado. Esperan a que estés a punto de asfixiarte y entonces, lo único que hacen es darte un abanico. Unos abanicos, sí, rojos y con las palabras “Ayuntamiento de Pamplona” en blanco.
Por la tarde me he ido a dar una vuelta por el centro. He estado callejeando y me he tomado algo en el mismo bar que el primer día que llegué, en el que está donde el Caballo Blanco. Es curioso ver el mismo sitio, pero vestido de blanco y rojo. Creo que el hecho de que vistan todos igual es lo que más me gusta de los sanfermines. Todavía no las conozco mucho, pero me da la sensación de que para los jóvenes sólo significa salir por la noche y beber. Se tiran por cualquier sitio, incluso muchos duermen en los parques. Y, bueno, de la higiene ni hablemos porque parece que cada una de las esquinas de las calles del Casco Viejo se convierte en un baño público. El olor empieza a notarse, así que no sé que pasará dentro de seis días.

fuegos artificiales



Después de cenar me he ido a ver los fuegos artificiales. Quería haber ido ayer, que me dijeron que eran los más bonitos, pero estaba tan cansada que no pude. La recepcionista del hotel me ha indicado que el mejor sitio para verlos es la Vuelta del Castillo, así que es allí donde he ido. Como no sabía muy bien a donde ir me he dedicado a seguir a la gente, ya se sabe “ ¿a dónde va Vicente?, a donde va la gente”. Me he sentado en la hierba, que por cierto estaba mojada, y he esperado durante diez minutos hasta que han empezado a echar los primeros fuegos. Después de haber estado en las Fallas me han parecido bastante normalitos. Quizá era simplemente que ese día la empresa pirotécnica no ha estado muy acertada, pero me esperaba mucho más. No os equivoquéis, no digo que estuvieran mal, pero me habían hablado tan bien de los fuegos de Pamplona que me he llevado un desengaño. Lo que me ha parecido muy raro era lo cerca que se veían. En los demás lugares donde he visto fuegos artificiales dejan más distancia de seguridad y la verdad es que me parece más prudente, porque según como esté el viento muchas chispas caen sobre el público. Para las once y cuarto, todo había acabado. Las familias con niños pequeños se iban a las barracas, los jóvenes se sentaban alrededor de sus botellas en la Vuelta del Castillo y yo me iba al hotel porque mañana muy temprano me esperaban más ruedas de prensa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

M.L. -

Graciaaaasssss

A? -

Pos no. Eres la primera q lo hace. Qué majica...

M.L. -

Graciaaaaaaassssssss!!!!! El más fiel y el único, jeje. Muy chula tu chaqueta nueva. ¡FELICIDADES!¿a qué nadie te ha felicitado en un blog nunca?

A? -

Hola!
Soy tu lector más fiel. A ver si me contestas algún día!!!
Un bste
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres